Nos hacemos eco de una noticia publicada por la Fundación Yehudi Menuhin

Este 10 diciembre se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos y ahora más que nunca ante el impacto de la COVID-19 es necesario defenderlos, para dar una respuesta en esta pandemia tanto en lo que respecta a la emergencia de salud pública como en las repercusiones que se están produciendo en todos los ámbitos de la vida; hay que preservar la salud de todos, pero también la dignidad humana, centrándonos en quienes más sufren.

El confinamiento, para hacer más lenta la transmisión del virus, restringe necesariamente algunos derechos para  frenar al virus, por eso hemos de estar atentos y defender que no sea excusa para frenar la defensa de los Derechos Humanos y también, y especialmente, los Derechos de la Infancia.